viernes, 21 de septiembre de 2012

ypunto.

Los hay abstractos, ocultos. Existen tambien otros tanto mas tangibles que aquellos. Se parecen al cero, en la naturaleza mas bien a una gota. A los sentidos el  maximo de condensacion, a veces aprisiona en su interior. Dicen quienes saben o dicen saber que habla, creen que dice, otros tambien  dicen creer que silencia. Se los piensa como  puentes, conectores tendidos entre palabras y silencios. Se materializa entonces en algun escrito interrumpiendote y dejando un vacio, una inexistencia. Silencio. Consecuencia de la monotonia  de los sonidos cotidianos estos silencios pueden generar sacudidas al ser interior, oleadas internas de sensaciones indescriptibles. Se concluye entonces que a pesar de lo inerte de su condicion y lo tradicional de su rasgo caracteristico -el silencio-, es un ente que cobra vida al involucrarse en la regularidad de la palabra. Un ser vivo e inmortal que se acciona al generar sismos emocionales en algun mortal. Propiedades humanas para entes no humanos. Ciertas veces aparecen para generar un respiro antes de continuar. Otros surgen para interrumpirte, hacerte pensar y empezar aparte. Por ultimo, se hacen presentes unos que generan sismos en exceso intensos y son provocadores de los silencios mas bulliciosos, ensordecerdores. Los llaman finales.
El cotel de sensaciones y la oleada emocional de esta noche se corresponden, mi queridisimo, con ese ultimo estilo de punto.




2 comentarios:

  1. El silencio siempre está, aún cuando no se lo pronuncie, como bien supo interpretar J. Cage.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar

Regalame un color...